La alimentación y su relación con las várices

Publicado en July 31, 2012 categorizado como: Prácticas saludables, Tips y etiquetado como : , , , ,

Alimentos que te ayudan a prevenir las varices

Los problemas venosos en las piernas surgen cuando las válvulas venosas que evitan el reflujo de la sangre no funcionan correctamente o cuando la pared de una vena cede y se debilita. Cuando la sangre fluye en dirección opuesta (reflujo), se estanca forzando la pared de la vena hacia el  exterior y provocando el mal funcionamiento de otras válvulas, surgiendo la aparición de venas varicosas y otras afecciones de las venas profundas o superficiales, que generan la sensación de pesadez, cansancio y dolor.

Las venas varicosas son venas dilatadas y alargadas que sobresalen de la superficie de la piel como si se tratara de cuerdas, normalmente en las piernas. Son el resultado de una válvula defectuosa o de paredes venosas débiles.

 

Llevando a cabo algunos consejos prácticos y una buena alimentación, se contribuye reducir el riesgo de aparición de varices, a mejorar el bienestar y a evitar  retención de líquidos (hinchazón de piernas).

 

Consejos para mejorar la circulación

  • Dormir con las piernas un poco elevadas (con ayuda de un cojín o pequeña almohada debajo de los pies).
  • El calor no es aliado de la circulación, produce vasodilatación de los capilares, lo que puede provocar más hinchazón, pesadez, cansancio y dolor. Por ello no son convenientes las saunas o los baños calientes. Se recomienda bañarse con agua templada y acabar con un chorro de agua fría en las piernas.
  • Hacer ejercicio activar la circulación: caminar, flexiones de piernas, nadar, correr, hacer bicicleta, mover las piernas mientras se está sentado.
  • Masajearse los pies y las piernas siempre de abajo a arriba, del tobillo al muslo.
  • Emplear ropa cómoda, calcetines y medias que no opriman, zapatos cómodos, etc.

 

 

La dieta juega un papel importante tanto en la prevención de estos trastornos como en el alivio de los molestos síntomas.

 

 

 

Nutrimentos aconsejados

FUNCIONES

ALIMENTOS DONDE SE ENCUENTRA

 

 

 

 

FIBRA

Favorece el tránsito intestinal y una defecación sin esfuerzo. Esto hace que no aumente la presión abdominal y no se debiliten las paredes de las venas y de la pared del colon; hay menos riesgo de sufrir estreñimiento, varices y hemorroides.

Frutos secos, legumbres, verduras y hortalizas, fruta fresca y cereales integrales. Salvado de trigo o avena.

ANTIOXIDANTES

Protegen frente a los radicales libres, sustancias causantes del envejecimiento y del deterioro de las paredes de arterias y venas. Favorecen el buen estado de los vasos sanguíneos, tienen acción antiinflamatoria y vasoconstrictora

Vegetales en general, destacando: aguacates, moras, fresas, frambuesas, arándanos, coles en general, zanahorias, cítricos, uvas, cebollas, espinacas y los tomates.

POTASIO

Favorece la eliminación de agua, lo que es beneficioso en caso de tener piernas hinchadas o retención de líquidos

Frutas desecadas, frutos secos, germen de trigo, legumbres, hortalizas y verduras, frutas, cereales integrales, pescados y carnes

ÁCIDOS GRASOS POLIINSATURADOS

Reducen el colesterol y los triglicéridos sanguíneos, lo que evita la arteriosclerosis. Hacen más fluida la sangre, disminuyen su viscosidad y actúan como antiagregantes, lo que reduce el riesgo de que se formen trombos o coágulos.

Aceites de semillas (girasol, maíz, soja), margarinas vegetales, frutos secos (en especial, nueces y almendras), pescados azules y aceite de hígado de bacalao.

AGUA

Facilita la eliminación de toxinas y la depuración de la sangre, hace que la sangre esté más fluida. Agua, caldos, sopas, infusiones.

 

Los alimentos con fibra ayuda a mejorar la circulación y prevenir las varices

Además hay alimentos que por su composición favorecen la dilatación de las venas, lo que empeora las varices: comidas picantes o muy especiadas, bebidas alcohólicas, chocolate, café y dulces.

 

 

 

Nutrimentos desaconsejados

¿Por qué?

¿Qué alimentos habría que disminuir?

Sodio

El exceso de sodio (componente de la sal) retiene líquidos lo que obliga al corazón, al hígado y a los riñones a trabajar por encima de sus posibilidades. Este exceso se relaciona con trastornos circulatorios y de retención de líquidos, y empeora la hinchazón en las piernas.

Sal y alimentos salados: conservas de todo tipo, papas fritas y similares, sopas instantáneas, salsas, aceitunas, pan industrializado, galletas, embutidos, quesos curados, carnes y pescados salados o ahumados, precocinados.

Grasas saturadas

El exceso de grasa saturada tiende a aumentar los niveles de triglicéridos y colesterol plasmáticos, lo que favorece la arteriosclerosis, y aumenta la viscosidad de la sangre, y esto puede provocar trombosis.

Mantequilla, manteca, nata, embutidos, tocino, repostería industrial, precocinados.

 

 

 

 

FUENTE:

  • ·                 López Espuela, Fidel; Mora Martínez, José RamónServicio de Angiología y Cirugía Vascular. Vía clínica de Varices, 2001.  Hospital Ramón y Cajal. Madrid.
  • http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/0002961092905626
  • Pérez Lizaur, AB. Manual de dietas normales y terapéuticas. Los alimentos en la salud y la enfermedad. Ediciones científicas, la prensa médica. México. 1999.

Leave a Reply