El desayuno y su relación con la diabetes

Publicado en July 31, 2012 categorizado como: Noticias de salud, ¿Sabías que? y etiquetado como : , ,

Diabetes

Desde siempre se ha considerado el desayuno como la comida más importante del día. Datos de Estados Unidos y Europa señalan que aproximadamente el 20% de la población no desayuna, siendo el grupo de edad comprendido entre los 13 y los 35 años los que menos se preocupan por este hábito.

Pocas investigaciones han ahondado en la relación entre el hábito del desayuno con el desarrollo de la diabetes

Sin embargo, de acuerdo a un nuevo estudio epidemiológico realizado por la Universidad de Minnesota, el consumo del desayuno está asociado a una disminución en la probabilidad de desarrollar diabetes mellitus tipo 2.

El grupo de investigadores del Dr. Odegaard tomó como base la cohorte de 5115 personas del Coronary Artery Risk Development in Young Adults Study (CARDIA), a las cuales se siguió por un lapso de 20 años, desde 1985 a 2005. Dentro de los datos recabados se encontraron el riesgo cardiaco, el hábito de fumar, la presión sanguínea y el colesterol, así como cuestionarios de dieta lo que permitió determinar la frecuencia en el consumo de desayuno.
La investigación finalmente contempló 3598 participantes que no habían presentado diagnóstico de diabetes mellitus tipo 2 durante los primeros 7 años del estudio. El diagnóstico de diabetes se definió con niveles de glucosa en ayuno mayores a 126 mg/dL, niveles de más de 200 mg/dL dos horas después de la prueba de tolerancia a la glucosa o niveles por arriba del 6.5% de hemoglobina glucosilada (HbA1c).

 

La importancia de un desayuno completo

Una vez recolectados los datos los investigadores realizaron una regresión de Cox para calcular la razón de riesgo (HR) para diabetes mellitus tipo 2, ajustando por edad, sexo, raza, hábito de tabaquismo, actividad física, calidad de la dieta, consumo de alcohol y consumo de energía.
Los resultados arrojaron que por cada día a la semana que se desayunaba, se reducía un 5% el riesgo de desarrollar diabetes. Por otro lado, cuando se comparó con los participantes que consumieron el desayuno entre 0 y 3 veces por semana, aquellos que consumieron el desayuno 5 veces o más por semana tuvieron un 31% de reducción del riesgo de diabetes tipo 2. A lo cuál también se añade el dato de los participantes que desayunaron tuvieron una menor ganancia de peso.
Por último, a pesar de que la calidad de la dieta es un factor determinante en la reducción del riesgo de la diabetes, la frecuencia del desayuno es más importante aún. Es importante reconocer que el desayuno es justo la comida con la cual rompemos el ayuno de toda la noche e iniciamos el día, por lo que establecer este hábito desde pequeños y mantenerlo a lo largo de la vida es uno de los hábitos de alimentación más importantes para mantener una salud óptima.

Leave a Reply