¿Cómo afecta el sueño nuestro peso?

Publicado en July 30, 2012 categorizado como: Noticias de salud, ¿Sabías que? y etiquetado como : , , ,

Sabemos que una buena noche de sueño es la clave para mantenernos alerta y activos al siguiente día, pero también es esencial para mantener una buena salud.

Existe evidencia de que las personas que duermen poco tienen un mayor riesgo de ganar peso que las personas que duermen de 7 a 8 horas cada noche.

Los transtornos de sueño afectan tu conducta alimenticia

 

Estudios realizados por la Clínica de Trastornos del Sueño de la UNAM, han reportado que la tercera parte de la población mexicana no duerme bien, mientras que otros estudios alrededor del mundo señalan que el número de horas que dormimos ha disminuido significativamente desde principios del siglo XX a la fecha. Se cree que uno de los factores asociados al aumento en el número de personas obesas en el mundo obedece a este cambio en hábito del sueño.

 

Un estudio que involucró a 68,000 mujeres americanas de edad media comparó que las que dormían 7 horas cada noche, tenían un 15% menos de probabilidad de ser obesas que las que dormían menos de 5 horas cada noche.  También se observó que las mujeres que trabajan rolando turnos, es decir que tenían horarios de trabajo algunas veces de día y otras de noche, tenían más riesgo de padecer obesidad y diabetes tipo 2. Mientras más rolaban turnos de noche, mayor era el riesgo de desarrollar estas enfermedades.

 

Los expertos creen que existen muchas formas por las cuales la falta de sueño podría estar fomentando la ganancia de peso, algunas de estas teorías son:

 

Aumenta el hambre: la falta de sueño podría estar afectando las hormonas que controlan en hambre. Por lo que las personas que no duermen podrían estar simplemente comiendo más y por esa razón ganando peso.

 

Se tiene más tiempo para seguir comiendo: las personas que duermen poco tienen más tiempo disponible para seguir comiendo, a muchas personas que suelen desvelarse hasta tarde les es imposible negarse a comer algún refrigerio o botana, por lo que simplemente estarían ingiriendo más calorías.

 

Disminuye la actividad física: cuando una persona no duerme bien suele estar cansado durante el resto del día y como resultado es menos probable que realice alguna actividad física. Algunos estudios demuestran que las personas que no duermen bien tienden a pasar más tiempo viendo televisión que realizando alguna actividad deportiva o recreativa.

 

Disminuye la temperatura del cuerpo: estudios de laboratorio han señalado que la temperatura de las personas que no duermen bien tiende a disminuir, lo que ocasiona que el gasto de energía también disminuya, es decir, se utiliza menos energía de las reservas grasas del cuerpo. Sin embargo aún existe controversia en relación a esta teoría.

 

Finalmente sabemos que existe evidencia que confirma que dormir menos es un factor de riesgo para desarrollar obesidad, esto se ha observado tanto en adultos como en niños. Más allá de los estudios que pueden relacionar la falta de sueño con la ganancia de peso, es indiscutible el hecho de que dormir al menos 8 horas es parte de los buenos hábitos

Leave a Reply