Alimentación para evitar pérdida de cabello

Publicado en May 23, 2013 categorizado como: Prácticas saludables, Tips, ¿Sabías que? y etiquetado como : , , , , ,

El cabello, al igual que la piel y las uñas, se halla en constante renovación y su metabolismo y regeneración son muy sensibles a los déficits nutricionales.

La deficiencia de nutrientes puede contribuir a la pérdida de cabello debilitando su estructura, causando roturas y una regeneración lenta. Estos problemas pueden ser corregidos con una dieta apropiada y equilibrada. Los principales elementos que están involucrados son la vitamina A, vitamina B, la biotina, vitamina C, cobre, hierro, zinc, proteínas, y agua.

No obstante, existen otras causas de origen no nutricional que pueden provocar la caída del cabello: nerviosismo, estrés, factores ambientales, problemas dermatológicos, ciertos medicamentos, y el uso de ciertos productos químicos capilares, etc. 

cabello sano

cabello sano

Los alimentos que hay que comer:

Vitamina A: huevos, hígado, verduras en general, leche fortificada, aceites de pescado, de girasol y de oliva.  La función de la vitamina A es evitar el secado de las glándulas sebáceas, las cuales son importantes para lubricar el folículo piloso y por lo tanto la prevención y disminución de la pérdida de cabello. También favorece la oxigenación de las células del folículo, la falta de esta vitamina suele asociarse a la aceleración de la calvicie.

Vitaminas del complejo B (B6 y B12): pescado, carne vacuna, hígado, pollo, soya, huevos, legumbres, frutos secos, cereales integrales, levadura de cerveza (es el nutriente natural que brinda más vitaminas del complejo B, una cantidad considerable de aminoácidos esenciales y otros minerales). La vitamina B es necesaria para la producción de hemoglobina.
Un alto nivel de hemoglobina debe mantenerse siempre en la sangre para prevenir la caída del cabello.

Vitamina C: limón, naranja, kiwi, espinaca y brócoli. Estos alimentos intervienen en la síntesis del colágeno, tejido colectivo que constituye el cabello y ayuda en la absorción del hierro, fundamental en la formación del mismo.

El agua: También ayuda en los problemas capilares pues mantiene el cabello hidratado y fuerte.

Zinc: La carne (asada preferentemente para eliminar las grasas). Este alimento es una fuente enorme de Zinc, hierro, proteínas, vitaminas B6, vitaminas B12, todos nutrientes asociados a la prevención de la pérdida del cabello.  Son también ricos en Zinc los higos, los espárragos, las papas, las berenjenas y el apio.

El ácido fólico:  cereales, las nueces, granos enteros, jugo de naranja y el trigo.

Alimentos no recomendados

  • Frituras en general.
  • Chocolate en exceso.
  • Helados.
  • Grasas. La grasa animal contribuye a la caída del cabello además de los daños generales que produce al organismo. Evitar los chorizos, salames y todo tipo de embutidos.
  • El café. Irrita el sistema nervioso contribuyendo al estrés cotidiano y a la pérdida de cabello.
alimentación correcta

alimentación correcta

Leave a Reply